Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Analizando el mercado, nos hemos dado cuenta de que cada vez son más las familias que optan por adquirir un sofá cama para sus hogares. Es un tipo de mobiliario muy funcional, de aquí que se presente como una gran opción para cualquier tipo de vivienda.

Tipos de sofás cama

En la actualidad, hay muchos tipos de sofás cama, por lo que cada persona puede optar por la versión que mejor se adapte a sus necesidades. Como sabemos que muchas personas no conocen los diferentes tipos de sofás cama, a continuación, te los mostramos en un pequeño listado. Así te será más fácil elegir el que te interesa y podrás tener la seguridad de haber realizado una buena compra.

1- Sofá cama desplegable tradicional

Se puede definir como uno de los tipos de sofás tradicionales de toda la vida. El mismo destaca por ser perfecto para el día a día, de aquí que sea uno de los más comercializados.

Actualmente podemos encontrarnos muchos modelos dentro de este tipo, de aquí que encajen muy bien en casi todo tipo de decoraciones.

Una de las cosas que más nos gustan de los sofás cama tradicionales es que se pueden abrir de una manera muy sencilla. Si buscas un modelo práctico este sofá te dará lo que buscas. Incluso podrás cerrarlo con la cama ya hecha, algo muy cómodo para muchas personas.

No quiero olvidarme mencionar que la gran mayoría cuentan con colchones independientes. Cuando el mismo se desgaste, no tendrás que cambiar todo el sofá, solo el colchón. Así podrás ahorrar en costes.

2- Sofá cama Futón japonés

Es un estilo que poco a poco se está poniendo de moda, sobre todo en las viviendas modernas. Su diseño tradicional encaja muy bien con los diseños modernos, de aquí que cada vez sea más popular.

Personalmente lo recomiendo especialmente para las estancias reducidas y para las personas que tengan claro que lo van a usar únicamente de manera ocasional.

3- Sofá cama clic clac

El mismo también es conocido bajo el nombre de sofá tipo libro. Es otra opción interesante para las personas que tienen claro que lo van a usar únicamente de manera esporádica.

La apertura del sofá es realmente sencilla, gracias a que es de tipo libro. En cuanto lo abres una vez, rápidamente aprendes y no vas a tener ningún problema de apertura en el futuro.

El sofá en la gran mayoría de ocasiones suele ser bastante pequeño, por lo que puede ser una buena opción para incluir en las habitaciones pequeñas.

4- Sofá cama con cajón escondido

A pesar de ser sofás sencillos y pequeños, la verdad es que en la gran mayoría de ocasiones los mismos suelen destacar por ofrecer una gran comodidad. En muchas ocasiones se usan como cama para invitados, pero también pueden usarse incluso para algo más.

En este caso, el sofá cuenta con un cajón que se puede extraer y así extender el colchón que está bajo el sofá. Cuando el sofá se doble, forma un asiento. Cuando se extiende se crea una cama que como hemos comentado, suele ser bastante confortable. La apertura es realmente sencilla.

5- Sofá cama Chaise Longue

Puede ser una buena opción para los salones grandes que buscan elegancia y funcionalidad. Es como un sofá Chaise Longue, pero con el extra de que el mismo también se puede convertir en cama. Realmente es una opción super funcional.

Para poder integrar el sofá en la estancia, es importante que haya espacio o sino podría haber problemas de espacio y crear una sensación de agobio. Si el espacio no es problema, entonces puede ser una buena opción para tu salón.

La apertura y plegado de la cama no te resultará complicado, por lo que le podrás sacar mucho provecho desde el primer momento.

No hay que olvidar que el sofá cama Chaise Longue lo podemos encontrar en muchos diseños. Eso significa que podremos integrarlo sin problemas en la decoración de la casa. Seguro que podrás encontrar el estilo que se adapte a tus necesidades fácilmente.

6- Sofá cama convertible en litera

Se presentan como una opción interesante para las zonas pequeñas.

Es realmente llamativo ver como el sofá se transforma rápidamente en una litera. Muchas personas no se lo creen hasta que no lo ven. Pero desde aquí te podemos asegurar que con unos sencillos pasos conseguirás lo que buscas.

¿Cómo elegir un buen sofá cama?

Antes de tomar una decisión de compra, tienes que tener claro qué es lo que necesitas y para que lo necesitas. Y para dar respuesta a eso, es vital que sepas donde vas a ponerlo. Teniendo en cuenta esa información, deberás tomar medidas para comprar un sofá que realmente vaya a entrar bien en el espacio. No compres un modelo demasiado grande o crearás sensación de agobio en la estancia donde lo vayas a colocar.

1- Busca el sofá cama ideal

Como podrás comprobar, en el mercado hay multitud de opciones entre las que elegir. Hay tantas opciones que en ocasiones puede ser hasta complicado quedarnos con el sofá que realmente nos interesa.

Si buscas una buena relación calidad precio y un diseño interesante, te invitamos a visitar el catálogo de Sofá Center Valencia. En el mismo podrás encontrar una amplia variedad de sofás cama que seguro se adaptarán muy bien a lo que estás buscando. La ventaja de comprar en tiendas de calidad como Sofá Center es que sabemos que vamos a poder adquirir un sofá de calidad inigualable, de aquí que sea mejor optar por tiendas de confianza.

2- Piensa en la colocación del sofá

A la hora de elegir un sofá u otro, debes tener en cuenta donde lo vas a colocar. Es importante que haga bien su función, tanto cuando está plegado como cuando está estirado.

Para que puedas sentirte cómodo usando el sofá, lo mejor que puedes hacer es optar por dejar unos 50 cm libres de espacio. Así te podrás mover con más movilidad y en consecuencia le podrás sacar más partido. Piensa en este consejo, sobre todo si tienes pensado colocar muebles auxiliares.

3- ¿Vas a usar el sofá cama a menudo?

Para acertar con la compra, te recomiendo tener en cuenta el uso que le vas a dar. No es lo mismo si vas a usarlo todos los días o de manera ocasional. Si lo vas a usar mucho, entonces será una buena idea que optes por un sofá de calidad.

Como nos indican los profesionales en sofás, para que la experiencia sea agradable, siempre hay que optar por un sofá que esté acompañado de un colchón de grosor de 18 cm. Teniendo en cuenta ese detalle, es mucho más fácil elegir el modelo que realmente nos interesa.

4- Elige el tejido

El diseño es importante, pero el tejido también lo es. Para que los resultados sean óptimos, tanto cuando lo uses para sentarte como para dormir, siempre debes comprar un sofá cama con un tejido de calidad.

Piensa que el sofá va a sufrir bastante desgaste, de aquí que el tejido debe ser de máxima calidad. Esa información suele presentarse en ciclos. Si realmente quieres hacer una buena compra, puede ser una buena opción que el mismo esté por encima de los 30000 ciclos.

5- Fíjate en las patas del sofá cama

Para certificar que el sofá va a aguantar sin problemas, es importante que el mismo tenga unas patas fuertes y resistentes.

Nuestros expertos en sofás recomiendan comprar sofás con patas sujetas a un buen armazón. Como nos informan, las patas atornilladas no son tan resistentes, por lo que no son una buena opción para los sofás de uso intensivo. Si realmente quieres que él mismo te dure lo máximo posible, ten muy en cuenta este consejo.

6- Tipo de desplegado

No debes olvidar tener en cuenta el tipo de desplegado. Anteriormente ya te hemos hablado de los diferentes tipos de sofás cama. Seguro que ya has decidido cuál se adapta mejor a lo que necesitas.